Skip to content

Noticias

Texto
Archivo

Palabras

Texto
Archivo

Leyes Prácticas

Libro de Respuestas

Obras y Libros

Libros

Sonido e Imagen

Foto
Sonido
Película
El Líder Supremo: «No confiéis en los estadounidenses en absoluto» Imprimir
11-12-2016
Sayyed Ammar Al-Hakim and Ayatollah KhameneiEl Líder Supremo de la Revolución Islámica, el Ayatolá Seyyed Ali Jamenei, recibió el domingo en Teherán, la visita del presidente de la Alianza Nacional Iraquí, Ammar Hakim, y destacados miembros de dicha coalición política. 
Durante la audiencia, Su Eminencia expresó su satisfacción por la formación de esa coalición entre distintas facciones chiíes iraquíes. 
Al describir la formación de la Alianza Nacional Iraquí como un gran progreso, el Líder Supremo subrayó la necesidad de mantener y reforzar los pilares de esta unidad y de tener un enfoque de tipo paternal, además de una actitud de brazos abiertos hacia todas las corrientes y facciones políticas, grupos étnicos y otras denominaciones de Irak.
El Ayatolá Jamenei felicitó a sus invitados en ocasión de los aniversarios de los nacimientos del Profeta del Islam (PB) y el Imam Sadiq (P), y también expresó sus parabienes por las nuevas victorias de las fuerzas iraquíes en su impulso por liberar la norteña ciudad de Mosul de las garras de los terroristas del Daesh. 
Su Eminencia señaló que el presidente y los principales miembros, así como todas aquellas corrientes políticas que forman parte de la Alianza Nacional Iraquí, tienen un deber muy pesado sobre sus hombros, ya que cualquier decisión y acción que adopten afectará directamente a Irak, la región y el Islam. 
«Lograr el valioso objetivo de formar una alianza nacional solo es posible si se mantiene la solidaridad y la unidad entre todos los grupos iraquíes, y se debe tener cuidado para que este proceso continúe», agregó.
El Líder Supremo de la Revolución Islámica manifestó que el respaldo a los gobiernos de Irak es un deber importante de la Alianza Nacional Iraquí y expresó su satisfacción por las medidas tomadas por la actual administración del primer ministro iraquí Haider al-Abadi, especialmente por su apoyo a las Fuerzas Voluntarias Hashd al-Sha'bi.
«Hashd al-Sha'bi, también conocido como Fuerzas de Movilización Popular, es un gran activo y una gran reserva para el presente y futuro Irak, que debe ser apoyado y fortalecido», agregó.
Su Eminencia afirmó que prestar la debida atención a la ciencia y a la investigación es muy importante para la pujanza y el progreso de Irak, y señaló que «el apoyo a las universidades y el fortalecimiento de los pilares de la ciencia y la investigación en Irak deben recibir una atención seria, especialmente [considerando que] los estadounidenses y otros enemigos de la nación iraquí han asesinado a un gran número de científicos del país».
En otro importante consejo a la Alianza de grupos chiíes de Irak, el Líder Supremo de la Revolución Islámica dijo: «no confiéis en los estadounidenses en absoluto».
«Los estadounidenses siempre se oponen al poder de los países islámicos, incluyendo al de Irak, y los [musulmanes] nunca deben ser engañados por su presencias y sonrisas», reiteró.
«No confiar en Estados Unidos ha sido una preconización inquebrantable de la Revolución Islámica para nosotros», dijo el Ayatolá Jamenei, y enfatizó: «siempre que el Irán islámico atendió esta recomendación, fuimos beneficiados y cada vez que se fue negligente al respecto, salimos perdiendo».
Su Eminencia explicó que a pesar de sus reivindicaciones y promulgaciones aparentes, los estadounidenses nunca han estado dispuestos a erradicar a los terroristas takfiríes y están tratando de proteger y conservar a parte de estos terroristas para sus futuros propósitos.
«Hoy en día, tanto en Mosul como en Siria, los estadounidenses no están dispuestos a derrotar por completo a los terroristas takfiríes», agregó.
Refiriéndose a la venta del petróleo iraquí efectuada por el Daesh, el Líder Supremo de la Revolución Islámica señaló que, en esa coyuntura, los estadounidenses simplemente observaban el movimiento de los camiones cisternas de petróleo, formando un tándem pues no los atacaban. Es por ello, que nunca se debe confiar en los estadounidenses».
El Ayatolá Jamenei auguró un futuro mucho mejor y más brillante para Irak que las condiciones actuales del país y reiteró: «el progreso de Irak es beneficioso para la República Islámica de Irán y una mayor coordinación entre los dos países será útil para ambas partes».
Su Eminencia concluyó su intervención agradeciendo a todas las personas y funcionarios de Irak por haber acogido y extendido su hospitalidad a los peregrinos del Arba'ín, marcha que describió como un fenómeno grandioso y único.
Al comienzo de la audiencia, el presidente de la Alianza Nacional Iraquí, Huyyatulislam Ammar Hakim, acogió las directrices dadas por el Líder Supremo de la Revolución Islámica y el apoyo de la República Islámica de Irán.
Asimismo, explicó el proceso de formación de la Alianza Nacional Iraquí y las medidas tomadas hasta ahora por esa coalición, y expresó su beneplácito y felicitaciones por las recientes victorias de los musulmanes en Irak, Siria y Yemen.
«Uno de los resultados importantes de la formación de la Alianza Nacional Iraquí en Irak ha sido la aprobación del parlamento iraquí a la ley de Hashd al-Sha'bi», agregó.
Asimismo, señaló que además de obtener votos positivos de sus propios representantes, la Alianza Nacional Iraquí también logró atraer a muchas otras corrientes y grupos políticos para que el proyecto de ley fuese aprobado.
 
< Anterior   Siguiente >

^