Skip to content

Noticias

Texto
Archivo

Palabras

Texto
Archivo

Leyes Prácticas

Libro de Respuestas

Obras y Libros

Libros

Sonido e Imagen

Foto
Sonido
Película
Los países islámicos deben fortalecerse mutuamente Imprimir
15-12-2016
El Líder Supremo de la Revolución Islámica, el Ayatolá Seyyed Ali Jamenei, se reunió con el presidente indonesio Joko Widodo. Durante la audiencia, Su Eminencia señaló las numerosas capacidades de ambos países, destacando la necesidad de que Teherán y Yakarta impulsen los intercambios y la cooperación en los diversos campos económicos, políticos y culturales.
«La República Islámica de Irán considera la dignidad y el progreso de Indonesia -como un país musulmán y populoso- una causa de orgullo y honor para toda la ummah islámica», agregó.
El Líder Supremo señaló que el acercamiento de la República Islámica a Indonesia se basa en la fraternidad y la cooperación y al referirse a los buenos avances de Indonesia en diversos sectores, enfatizó: «la República Islámica de Irán también tiene numerosas capacidades en distintos sectores y recursos minerales, y creemos que, al contrario de lo que sus enemigos quieren, los países islámicos deben tomar medidas para fortalecerse mutuamente y evitar la discordia».
El Ayatolá Jamenei expresó su inconformidad por el bajo nivel de intercambios económicos entre Irán e Indonesia, y reiteró que este no era proporcional a las numerosas capacidades de los dos países.
«Mediante la definición clara de plazos, el volumen de intercambios económicos [entre ambos países] debe aumentar a cifras que alcancen los 20 millares de millones de dólares [por año]», agregó.
Refiriéndose a los convenios y tratados firmados entre los dos países, Su Eminencia dijo: «hay que hacer todo lo posible para que estos acuerdos se traduzcan en acciones y medidas [prácticas]. Por supuesto, algunos grupos se oponen a estos convenios [entre Irán e Indonesia], pero debemos superarlos mediante la seriedad [en la aplicación de los acuerdos bilaterales] y una firme determinación».
El Líder Supremo de la Revolución Islámica dijo que los contactos e interacciones entre los religiosos de Irán e Indonesia eran auspiciosos y podrían conducir al establecimiento de una cooperación continua entre los dos países.
En otra parte de sus declaraciones, el Ayatolá Jamenei dijo que los conflictos actuales de la región de Asia Occidental se impusieron desde el exterior sobre la base de objetivos malvados externos.
Asimismo elogió las posturas adoptadas por Indonesia sobre el tema de Palestina, y enfatizó: «muchas de estas crisis [existentes] han sido creadas con el objetivo de causar una crisis aún mayor en la región que consiste en hacer que sea relegada al olvido la cuestión más importante del Mundo Islámico, es decir, [la cuestión de] Palestina. Y eso es algo que no se debe olvidar».
Su Eminencia también elogió la prominente personalidad del Sr. Sukarno, líder de la independencia de Indonesia, y su papel en la fundación de la Conferencia de Bandung, que se convirtió en la piedra angular del Movimiento de los Países No Alineados.
«Hoy las posturas políticas de Indonesia y la República Islámica de Irán en los organismos internacionales son muy cercanas», enfatizó.
Refiriéndose a un terremoto ocurrido recientemente en Indonesia, el Líder Supremo pidió misericordia e indulgencia divina para aquellos que perdieron la vida en dicho seísmo y expresó su deseo para que los corazones de los supervivientes se colmen de paciencia y solaz.
Durante el encuentro, al que también asistió el presidente iraní, Hasan Rohani, el presidente indonesio Joko Widodo expresó el interés del pueblo indonesio en la República Islámica de Irán.
El mandatario señaló que el principal motivo de su visita a la República Islámica de Irán es la expansión de las relaciones económicas, especialmente en el campo de la energía, y agregó: «hemos tenido negociaciones constructivas con el gobierno de Irán y se ha decidido que, además de la inversión en los sectores de gas y refinería, empresas iraníes como el MAPNA inviertan en la construcción de plantas de energía en Indonesia».
El Sr. Widodo enfatizó que tal cooperación abrirá un nuevo capítulo en las relaciones de ambos países.
Al expresar su pesar por la inestabilidad y las crisis en la región, agregó: «creemos que si los países musulmanes estuviesen unidos, se convertirían en un poder económico grande y efectivo».
El presidente de Indonesia también reflexionó sobre el tema de Palestina, diciendo que su país se considera comprometido con la cuestión palestina y es activo y serio al apoyar los derechos del pueblo palestino.
 
< Anterior   Siguiente >

^