Sobre el profundo y admirable nivel de conciencia del pueblo iraní respecto a las intrigas tramadas por sus enemigos en las cuatro últimas décadas, el ayatolá Jameneí consideró que el único remedio para los problemas del país es confiar en la gente, especialmente en los jóvenes, y tomar en serio las capacidades nacionales. El Líder de la Revolución fustigó la nueva propuesta de negociación de las autoridades de EE. UU. y recalcó que, con ella, Washington busca imponer a Teherán sus exigencias y exhibir el efecto de la «presión máxima» sobre Irán. «La estrategia de presión máxima no tiene el más mínimo valor frente a la nación iraní, y todos los responsables de la República Islámica creen de modo unánime que no habrá ninguna negociación con Estados Unidos», añadió Su Eminencia. El ayatolá Jameneí abrió su lección del nivel superior de Derecho Islámico, que inauguraba el año lectivo de las escuelas de teología, apreciando que los ritos de duelo de este año por el Imam Husain (P) han estado más concurridos que los de años anteriores, y señaló: «Este significativo hecho muestra la solidez del vínculo de la gente con la Ahl-ul Bait (P). A pesar de la ingente propaganda de los enemigos contra la religión y de la variedad de entretenimiento y atracciones que existe para la juventud, con la llegada de muharram se forman grandes olas de gente, la mayoría jóvenes, hacia la jaima de Husain ibn Alí (P), bajo cuya protección avanza nuestra nación». 18 sep 2019
Baja calidad

Baja calidad

Alta calidad

Alta calidad