A pesar de todos sus esfuerzos, el Gran Satán no ha logrado sus objetivos en el Oriente Medio

En ocasión del bendito Eid-al-Fitr y en gratitud por un mes de ayuno y adoración a Dios Todo poderoso, los creyentes y monoteístas de Irán islámico celebraron la gloriosa ceremonia de la oración del Eid-al-Fitr (Festividad de conclusión del ayuno de Ramadán) en todo el país y rogaron a Dios Misericordioso que les otorgase lo mejor. En Teherán, la oración del Eid-al-Fitr se realizó en la Musala imam Jomeiní, y fue dirigida por el Líder Supremo de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyyed Ali Jameneí.

Los hechos del 11 de septiembre de 2001 iniciaron un nuevo capítulo en la ola de islamofobia y en la promoción de una retórica belicista en todo el mundo por parte de Estados Unidos. Entre las cosas de las que las gentes del mundo han sido testigos después de aquellos sucesos está el envío de tropas a países musulmanes como Afganistán e Irak, y después la ola de injurias contra las cosas que son sagradas para el Islam
La quema en Suecia del Noble Corán, libro celestial de los musulmanes, así como una reciente publicación de la revista francesa Charlie Hebdo en portada de una ofensiva caricatura con la que vituperaba por enésima vez al Profeta del Islam (BP), han vuelto a provocar la ira de los musulmanes del mundo. KHAMENEI.IR publica una selección de declaraciones en que el Líder de la Revolución Islámica de Irán condena tales actos de los países occidentales.