A pesar de todos sus esfuerzos, el Gran Satán no ha logrado sus objetivos en el Oriente Medio

En ocasión del bendito Eid-al-Fitr y en gratitud por un mes de ayuno y adoración a Dios Todo poderoso, los creyentes y monoteístas de Irán islámico celebraron la gloriosa ceremonia de la oración del Eid-al-Fitr (Festividad de conclusión del ayuno de Ramadán) en todo el país y rogaron a Dios Misericordioso que les otorgase lo mejor. En Teherán, la oración del Eid-al-Fitr se realizó en la Musala imam Jomeiní, y fue dirigida por el Líder Supremo de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyyed Ali Jameneí.

Con motivo del aniversario del martirio de Qasem Soleimaní, excomandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución islámica, KHAMENEI.IR publica una selección de las declaraciones del imam Jameneí sobre este gran teniente general.