El Líder Supremo de la Revolución Islámica, el ayatolá Jameneí, recalcó que la única forma de poner remedio a los embargos es «neutralizarlos y superarlos», y dijo: «Ya intentamos una vez levantar los embargos negociando, pero no dio resultado».

«Hach Qasem no temía a nada ni a nadie en el camino de Dios y en el cumplimiento del deber»

El Líder de la Revolución Islámica ha visitado en la tarde de este viernes el domicilio de la familia del insigne teniente general mártir Hach Qasem Soleimaní, a quien ha manifestado sus buenos deseos, su felicitación por el martirio y su pésame por la pérdida de tan abnegado y eminente luchador.

El ayatolá Jameneí, Líder Supremo de la Revolución Islámica, ha dicho que la República islámica de Irán no busca hacerse con armamento nuclear y que actuará en la medida en que el país lo necesite, por eso, es posible que lleve el enriquecimiento al 60%.
En una reunión por videoconferencia con el pueblo de Azerbaiyán Oriental, el ayatolá Jameneí, Líder Supremo de la Revolución Islámica, ha dicho que la República Islámica, respecto al JCPOA, ha oído decir y prometer muchas cosas buenas, que luego en la práctica se violaban, actuando de modo contrario.
El ayatolá Jameneí, en un encuentro con mandos de la Fuerza Aérea y la Defensa Antiaérea del Ejército iraní, ha dicho que la parte que tiene derecho a poner condiciones en el JCPOA es Irán y la condición es que Estados Unidos anule todos los embargos, no sobre el papel, sino en la práctica.
El líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Jameneí, explicó que Occidente está en la obligación de levantar, inmediatamente, las sanciones contra Irán, y enfatizó: «Cuando la contraparte no cumple ninguno de sus compromisos, no tiene sentido que Irán cumple todas sus obligaciones».