El Líder Supremo de la Revolución Islámica, su eminencia el ayatolá Jameneí, se ha reunido hoy martes con primer ministro de Irak, el Sr. Mustafa al-Kadhimi, a quien ha manifestado que la actitud de Estados Unidos respecto a Irak es justo la contraria de la República Islámica, recalcando que Washington es un auténtico enemigo, opuesto a un Irak fuerte que goce de un Gobierno apoyado en el voto de la mayoría de su población.

«Hach Qasem no temía a nada ni a nadie en el camino de Dios y en el cumplimiento del deber»

El Líder de la Revolución Islámica ha visitado en la tarde de este viernes el domicilio de la familia del insigne teniente general mártir Hach Qasem Soleimaní, a quien ha manifestado sus buenos deseos, su felicitación por el martirio y su pésame por la pérdida de tan abnegado y eminente luchador.

Su eminencia el ayatolá Jameneí, Líder Supremo de la Revolución Islámica, ha considerado en una videoconferencia con responsables de Educación de la República Islámica de Irán que la normalización de los lazos de Emiratos con el régimen sionista constituye una traición al mundo islámico, y ha manifestado su esperanza de que los emiratíes se despierten pronto y reparen lo que han hecho.
En una reunión por videoconferencia con el presidente de la República y su gabinete, su eminencia el ayatolá Jameneí, Líder Supremo de la Revolución Islámica, se ha referido al fracaso de las distintas ideologías de la humanidad en la administración de la sociedad, terreno en el que ha descrito como «un modelo realmente fracasado» a Estados Unidos, donde «valores humanos como la salud, la justicia y la seguridad son pisoteados más que en ningún otro sitio».
En el bendito aniversario del nacimiento de Fátima al-Zahra, (con ella la paz de Dios), la fragancia del recuerdo y el nombre de la hija del Más Grande Profeta (PB) ha perfumado la atmósfera de la Husainiya del Imam Jomeiní, y panegiristas y poetas de la Ahl-ul Bait (con ellos la paz) han recitado versos para evocar a aquella gran mujer del Islam.
El ayatolá Jameneí, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Irán, se ha referido en la mañana de este lunes, en un encuentro con mandos y empleados de la Fuerza Aérea y la Defensa Antiaérea del Ejército persa, a los hechos del 8 de febrero de 1979 para atribuirlos a la seguridad del imam Jomeiní (q. e. p. d.) y los combatientes en las promesas divinas, y ha llamado a cultivar esa fe en la sociedad como medio de transformar las amenazas en oportunidades, en especial aprovechando el actual asedio estadounidense para sacar la economía del país de la dependencia del petróleo.