El Líder Supremo de la Revolución Islámica, el ayatolá Jameneí, recalcó que la única forma de poner remedio a los embargos es «neutralizarlos y superarlos», y dijo: «Ya intentamos una vez levantar los embargos negociando, pero no dio resultado».

«Hach Qasem no temía a nada ni a nadie en el camino de Dios y en el cumplimiento del deber»

El Líder de la Revolución Islámica ha visitado en la tarde de este viernes el domicilio de la familia del insigne teniente general mártir Hach Qasem Soleimaní, a quien ha manifestado sus buenos deseos, su felicitación por el martirio y su pésame por la pérdida de tan abnegado y eminente luchador.

En un discurso pronunciado con ocasión del natalicio del Profeta del Islam, el Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Jameneí, ha dicho que Estados Unidos y aquellos a quienes tiene «amaestrados» siembran discordia dondequiera que pueden en el mundo islámico, y ha señalado que los trágicos acontecimientos recientemente ocurridos en Afganistán son obra de Daesh, «ese conjunto del cual los estadounidenses ―ese mismo grupo de demócratas de Estados Unidos― dijeron abiertamente que lo habían creado ellos».
En una reunión con los organizadores del Congreso de los Mártires de la provincia de Zanyán, el Líder Supremo de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Jameneí, calificó a los mártires de «elegidos de Dios Altísimo» que «en el negocio de mayor trascendencia del mundo han salido ganadores».
El Líder Supremo de la Revolución Islámica, su eminencia el ayatolá Jameneí, ha recalcado, tras expresar que  cualquier ser humano se siente profundamente conmovido ante las desgracias de Afganistán, que tanto las penurias a que se enfrenta el pueblo afgano como el incidente de las matanzas del jueves son obra de Estados Unidos.
El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Jameneí, se ha referido a los últimos acontecimientos de Afganistán y Palestina como «sucesos amargos que mueven al llanto».