Lo que sigue a continuación son algunos extractos de declaraciones del Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Jameneí, en relación con los planes y conspiraciones de la Arrogancia mundial para explotar los sucesos del 11 de septiembre.

Con el 11 de septiembre, la Arrogancia mundial buscaba provocar guerra entre cristianos y musulmanes

«Hace unos años, vino a Teherán un jefe de Estado europeo que, reunido conmigo, hizo una referencia de alguna manera a la guerra entre cristianos y musulmanes. Al dirigirme yo a él, manifesté mi sorpresa y le pregunté si acaso debía haber una guerra entre los musulmanes y los cristianos. Los musulmanes, le dije, no tienen motivo para hacer la guerra a los cristianos. Y en estos últimos cien años, si no más, todas las guerras que ha habido en el mundo ―las grandes― han sido guerras entre los propios cristianos: la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, las guerras entre Francia y Alemania… Enumeré y le dije que esas guerras habían sido entre Estados cristianos, no entre cristianos y musulmanes. Luego expresé mi extrañeza por cuál podía ser el motivo de esas palabras. Un tiempo después ocurrieron ese asunto de las torres de Nueva York y las declaraciones del presidente de Estados Unidos ¡diciendo que había comenzado una cruzada! La persona a la que me refería ―la que habló conmigo― fue uno de los principales implicados directamente, tras las palabras de George Bush, en el proyecto estadounidense-sionista de la invasión de Irak. Fue entonces cuando me di cuenta de que aquello que se me había dicho había sido precedido de una negociación, un diálogo, un acuerdo entre los cabecillas de la Arrogancia mundial. Eran ellos quienes habían formado el círculo de la conspiración estadounidense-sionista respecto a Oriente Medio cuyo primer paso fue la invasión de Irak. Entonces es cuando se me hizo evidente el significado de aquellas palabras. «¡Cruzada!». ¡Guerra entre musulmanes y cristianos! Por otra parte, no tuvieron éxito.

»Desde entonces hasta hoy, han hecho muchos esfuerzos. De esa misma cadena forma parte el asunto de las caricaturas ofensivas, igual que entran en ese mismo apartado las declaraciones injuriosas de algunos políticos y gente de prensa de Estados Unidos y Europa respecto al Islam y a los musulmanes».

18/09/2007

Estados Unidos quiere lanzar a unos pueblos contra otros

«Aquel día en que al presidente de Estados Unidos se le escapó, después del 11 de septiembre, que había empezado una cruzada ―luego se dieron cuenta de que había sido un error, que no debían decirlo, y empezaron a poner parches―, nadie prestó atención a qué era aquello de una “cruzada”. Cruzada es una guerra entre pueblos cristianos y pueblos musulmanes. Ellos quieren hacer preparativos para lanzar a unos pueblos contra otros. Tanto los musulmanes como los cristianos del mundo entero deben estar muy atentos de no dejarse manipular por esos políticos ruines».

07/02/2006

El 11 de septiembre fue una excusa para crear un Oriente Medio centrado en los intereses de Israel

«Estados Unidos hizo del 11 de septiembre una excusa para perseguir los objetos de su codicia en Oriente Medio. Su principal objetivo era construir un Oriente Medio que girase en torno a los intereses de Israel o, como decíamos nosotros por aquel entonces, un Oriente Medio con capital en Israel. Algo así era lo que tenían en mente. La invasión y ocupación de Irak era uno de los planes de ese proyecto. Irak es uno de los países más ricos de esta región y de los países árabes; un país cuya gente vive hoy día, por desgracia, en una gran pobreza y en condiciones dolorosas. Los estadounidenses querían apoderarse de ese país ―Saddam no les bastaba, era impredecible― y poner en el poder a un Gobierno que pareciese tener base popular y que estuviese bajo su control. Ese era un paso importante para la creación del «Nuevo Oriente Medio» que debía girar en torno a los intereses de Israel. Un tal Oriente Medio podría entonces cercar al Irán islámico. Su objetivo era ese».

14/09/2007

Nadie cree que Estados Unidos llevara democracia a Irak

«En esta misma región, después del 11 de septiembre y lo sucedido con las Torres Gemelas, los estadounidenses intentaron presentar las cosas como si en la región hubiera un escenario polarizado de guerra entre democracia y terrorismo. ¡Cuánta propaganda hicieron, cuánto trabajaron, cuánta invasión cultural y militar y cuánto gasto! Hicieron cuanto pudieron para decir que ellos eran los portadores de la democracia, que la región era portadora de terrorismo y que ellos habían llegado para salvar a la región. Miren ustedes hoy en día en el mismo Irak, que era el centro y foco de sus actividades, pregunten a la gente corriente y les dirán que los causantes del terrorismo son los propios estadounidenses. Nadie cree que Estados Unidos haya llevado democracia a Irak».

03/01/2008

Sin ninguna pesquisa, acusaron al Islam y a los musulmanes de estar implicados en los atentados

«Tras el 11 de septiembre y los hechos de Nueva York, con la destrucción de aquellas dos torres, el presidente de Estados Unidos apareció en las pantallas de televisión y, en sus primeras declaraciones, sin mediar ninguna investigación, acusó a los musulmanes y al Islam para dirigir la ola del odio y la ira de la opinión pública contra ellos. Por supuesto, luego dijeron que había habido una confusión. Pero no. El asunto estaba planificado de antemano. Y ahora es igual. Actualmente, todos los sistemas de propaganda vinculados al sionismo intentan, componiendo escritos, filmando películas y produciendo herramientas culturales en todo el mundo, que el Islam resulte aborrecible y odioso a ojos de la gente del mundo. Su objetivo es que esta llegue a odiar el Islam y a los musulmanes. Claro está que, cuando atacan Afganistán o Irak, que son países islámicos, para no excitar a las opiniones públicas musulmanas contra sí, dicen unas palabras de elogio al Islam, pero es por mera conveniencia. Saben que el Islam es un obstáculo fundamental en el camino de la Arrogancia hacia sus objetivos definitivos. Y si son tan enemigos del Irán islámico, se debe a la soberanía del Islam».

30/03/2020

Marginaron la causa palestina en el mundo islámico con la excusa de los atentados del 11 de septiembre

«Explotaron al máximo los sucesos que ocurrían ―tales como el 11 de septiembre en Nueva York y Washington― y lograron sacar la causa palestina del centro de los asuntos del mundo islámico y marginalizarla. También en ese sentido los sionistas recibieron toda la ayuda de Estados Unidos. En cambio, en países que se jactan de ser libres, nadie tiene derecho ni debe poner en entredicho que se destroce la vida de las mujeres y niños palestinos, protestar por ello ni mencionar las crueldades que se cometen hoy día contra el pueblo de Palestina».

31/01/2002