A pesar de todos sus esfuerzos, el Gran Satán no ha logrado sus objetivos en el Oriente Medio

En ocasión del bendito Eid-al-Fitr y en gratitud por un mes de ayuno y adoración a Dios Todo poderoso, los creyentes y monoteístas de Irán islámico celebraron la gloriosa ceremonia de la oración del Eid-al-Fitr (Festividad de conclusión del ayuno de Ramadán) en todo el país y rogaron a Dios Misericordioso que les otorgase lo mejor. En Teherán, la oración del Eid-al-Fitr se realizó en la Musala imam Jomeiní, y fue dirigida por el Líder Supremo de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyyed Ali Jameneí.

A la vista de las últimas transformaciones ocurridas en el escenario internacional, KHAMENEI.IR publica palabras de hace unos años del Líder de la Revolución Islámica que ilustran la constante actividad subversiva de Washington contra los Estados soberanos que no se someten a su ambición de poder mundial. Desde que se pronunciaron, la lista de las víctimas de Estados Unidos no hace más que agrandarse.
La dependencia económica del petróleo: un problema heredado de los tiempos de la idolatría